El post del viernes

El post del viernes (LXXIV)

Muy pero que muy buenos días, negociadores!!!

He de admitir que tengo el blog MUY dejado. Pero claro, es lo que tiene ser un hombre de negocios internacionales a lo Barney Stinson, que no doy a basto.

Barney Stinson

O qué os creéis, ¿que no preferiría estar escribiendo cualquiera de las tonterías que escribo en este espacio lúdico-cultural a estar saliendo de reuniones a las 2 de la mañana? Lo mejor no es eso, es contárselo al día siguiente a tu queridísima y amada madre y que te diga 2 cosas:

  1. Pero bueno, te pagarán las horas extras

(((Y ante el sonido del descojone que suelto que lo escucha hasta en Sevilla, su segundo comentario:)))

      2. Bueno, al menos piensa en los que no tienen trabajo

LOS QUE NO TIENEN TRABAJO ESTÁN DULCEMENTE DURMIENDO A LAS 2 DE LA MAÑANA DE UN MIÉRCOLES O DE FIESTA O VIENDO UN JODIDO CAPÍTULO DE ALGUNA JODIDA SERIE, MAMÁ, ASÍ QUE ME LA BUFAN.

En fin, tras esta descarga de odio que necesitaba, sigo con el tema que nos atañe. Si hay alguna persona responsable, directivo, accionista, etc, de mi actual empresa leyendo esto, le voy a dar un par de consejos, porque creo que está a tiempo:

  • Apenas año y medio después de que entrase de becario en mi anterior empresa, petó. Y petó bien, vamos, a lo Lehman Brothers. En ésta llevo unos 8 meses, así que quien sea está a tiempo de planteárselo.
  • Lo de dejarme a mí solo ante el peligro a negociar con 4 expertos abogados un contrato de mejor no digo la cifra porque en pesetas se me salen los ceros del folio y sigo asustado, igual eh, IGUAL, no es la mejor de las opciones. Ojo eh que igual soy yo el que está exagerando, pero vamos, ustedes sabréis. Luego pasa lo que pasa, que hablo por los codos, me lío, y me tengo que quedar un día más en Dubái.
  • A mí me da igual que no me paguen las copas cuando viajo por ahí. Pero si la idea de la empresa es que coja un vuelo de noche, llegue a primera hora a otra ciudad a 5000 kilómetros, y me ponga a negociar durante 14 horas seguidas en inglés, al menos pagadme la coca cabrones que me voy a tener que poner como DiCaprio en El Lobo de Wall Street si quiero aguantar el tirón. Ah y no me refiero a la Coca-Cola con doble de cafeína, por si no has quedado claro.

Y hoy tampoco me pidáis que os cuente ninguna historieta graciosa o la explicación de una frase o expresión que llevo 11.000 kilómetros de avión en 4 días, estoy escribiendo esto desde el autobús porque no saco otro maldito momento, Y SOBRE TODO porque el menda hoy se va AL BODORRIO de 2 personas que POR SI ELLAS NO SE ACUERDAN les presenté yo. La típica historia que ocurre todos los días: la hermana de una amiga de mi hermana que se mete en clases de idioma, conoce a un chico australiano que ha llegado a Sevilla y está más perdío que el barco del arroz, la amiga de mi hermana se lo cuenta porque se acuerda de que soy un chico guapo, simpático y con idiomas (((bueno lo de guapo es irrelevante, pero lo pensó igualmente))). Mi hermana me propone que por qué no quedo con él para tomar un café, acepto la invitación (((tiene amigas guiris SEGURO))), le veo que efectivamente de español no tiene ni papa y claro, me da cosilla, quedo con él más veces a ver si se le pega algo del acentillo sevillano aunque sea, y en una de estas quedadas invito a Troy a que se venga con mis amig@s, entre las que se encuentra Araceli más conocida como “mofles” y una cosa llevó a la otra y ala, a foll…digo a casarse. Lo que ellos no saben es que ya por aquel entonces TROY ME PROMETIÓ (sí Troy, el sur nunca olvida) que me presentaría a alguna australiana con la que tener la misma historia. ASÍ QUE EJEM, creo que ya va tocando, ¿no mamona? Y que sea antes de las 4 de la mañana, que si hay negocios internacionales que se van de las manos por mi culpa, no os imagináis vuestra boda, chavales. REPITO, NO OS LO IMAGINÁIS.

Y BUEEEENO VALE, antes de despedirme y desearos buen fin de semana, os diré que en los años 40, el gobierno argentino envió a la España de la posguerra un barco cargado de arroz que tenía que llegar a Cádiz…pero nunca llegó. En los años 50, “El Vapor de Cádiz” estaba atracado en el puerto de la ciudad cargado de arroz y por culpa de un temporal de desamarró y acabó partido en 2. En los años 80 en Sevilla se hizo una recolecta de comida para enviarla a Etiopía…y adivinad qué comida era y qué pasó con el barco. Y así otras tantas historias relacionadas con barcos desaparecidos y arroz, y como a los andaluces nos encanta eso de buscarle a todo comparaciones, con los años la expresión “más perdido que el barco del arroz” o dicho en versión RAA (Real Academia Andaluza), máh perdío quel barco larró se terminó generalizando.

Buen fin de semana a todos, y que vivan los novios!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s