Otros · Relatos

La isla de las tentaciones

– Cariño…tengo que decirte una cosa.

– Dime.

– Es complicado de explicar, pero…no eres tú, soy yo.

– ¿Cómo?

– Lo que has oído…que creo que ya no siento lo mismo.

– Pero espera un momento, ¿ me estás queriendo decir lo que yo creo?

– No sé…creo que después de todo este tiempo es mejor que nos distanciemos.

– Pero eso es físicamente imposible, ¡si vivimos al lado!

– Ya, bueno…pero seguro que encontramos la forma de no tener que vernos.

– Pero pero…no lo entiendo, ¿me estás dejando?

– Bueno…igual no es definitivo, igual sólo es por un tiempo…no sé, estoy hecha un lío.

– ¿Pero qué te he hecho? ¿Qué ha salido mal?

– No sé, quizá sean los pequeños detalles, no es que sea una sola cosa.

– Dame ejemplos.

– Pues…tu forma de no darme libertad plena, por ejemplo.

– ¡Pero si siempre has hecho lo que has querido, no me seas!

– No no perdona, siempre siempre no. Hay algunas cosas en las que no he podido tomar la decisión yo sola y te he tenido que consultar.

– Hombre no te jode, es la base de una relación, de un compromiso. Hay cosas que se pueden hacer y cosas que no, y hay cosas en las cuales hay que pactar con la otra persona.

– Ya pues…a lo mejor ahí está el problema. Yo eso lo siento como ausencia de libertad. Me siento presionada, enjaulada.

– De verdad que no te entiendo en absoluto…pero bueno, tiene que haber más cosas, no puede ser sólo por eso.

– Pues ya que preguntas…sé que no has parado nunca de criticarme a mis espaldas.

– ¿Cómo? Eso es mentira totalmente, vamos.

– Venga ya, lo sabes perfectamente. Siempre me has tenido ahí para cuando querías, entrando y saliendo de mi casa cuando te daba la real gana. Y cada vez que te ibas me enteraba por mis amigos que no parabas de darle a la lengua: que si cocino fatal, que si tiene que darme más el sol que estoy muy pálida, que si mi casa siempre está muy fría y tengo que arreglar las humedades…me ha parecido siempre fatal, te lo digo, y yo aún así he tragado y tragado sin comentarte nada al respecto.

– Bueno joba…no lo hacía con mala intención, considéralo críticas constructivas. Además, si te habías enterado y te molestaba, habérmelo dicho antes y no haber permitido que colapsara, hubiéramos intentado arreglar las cosas.

– Ya, eso a toro pasado es muy fácil decirlo…

– De todas formas si lo hacía eran por tus aires de superioridad que me hacían sentir inseguro.

– ¿Perdona?

– Sí sí, ya sabes de lo que te hablo. Ese mirarme por encima del hombro, creyéndote más que yo siempre…mucho decir de mí, ¿pero qué pasa contigo? Yo sé que siempre me has creído inferior, y por eso nunca te has querido involucrar en una relación seria, manteniendo las distancias justas para usarme para lo que querías.

– Eso no es así…

– ¿Que no? Desde que estás conmigo has mejorado en todos los sentidos gracias a mí. Si no, mírate. Has crecido en lo profesional, en lo económico, en tus relaciones sociales…el resto de la gente ya no te ve igual de mal que antes. Y tú encima siempre ahí, queriendo tu propia independencia, alejándome de ti cuando yo sólo te hacía bien.

– Bueno mira, dejémoslo estar que digas lo que digas ya no vas a cambiar nada. La decisión está tomada y hasta aquí llegamos, se acabó lo que se daba. Lo siento.

– Pues qué pena hija…y ahora, ¿qué?

– Pues no sé…¿quedamos como amigos?

– Sí hombre, encima.

– Venga va, que son muchos años juntos. Y no todo ha sido malo, la verdad. Igual podemos seguir viéndonos y ver cómo nos va. Yo puedo seguir yendo a visitarte y tú puedes seguir viniendo a verme a mi isla…plantéatelo como una isla de las tentaciones, tontorrón.

– Bueeeno…vale venga, me lo voy a pensar y vamos viendo…sólo puedo decir que fue bonito mientras duró.

Bretaña y Europa se miran una última vez, se dan un abrazo, y se van cada uno por su lado. Es 31 de enero de 2020 y dan carpetazo (quien sabe si de momento) a más de 45 años de relación. Europa se va a su continente, y Bretaña a su Isla de las Tentaciones.

¿Tendremos más imágenes para ellos en un futuro?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s