El post del viernes·Viajes

El post del viernes (LXIII)

Muy pero que muy buenos días, estafados!!!

Lo de hacerme adulto no me sienta nada bien. Cuando te dan el carnet de “independizado” no te cuentan que vas a tener que lidiar con compañías de teléfono, aseguradoras, compras para la casa, la cuenta corriente más tiesa que nunca, madridistas tocahuevos a tu alrededor…

Lo de cambiar a un reto profesional mejor, venirme a Madrid, moverme, un cambio de aires…todo eso estaba guay hasta que me confirmaron que claro, lo del viaje a Las Vegas y California 11 días COMO QUE NO. Sobre todo teniendo en cuenta que para entonces llevaría tan sólo 10 días en la empresa y claro, me iba más tiempo del que habría estado. Total, seguro de anulación que cubre el cambio de trabajo y no pasa nada.

¿No pasa nada? Me olvidaba que estaba tratando con seguros. La preciosa compañía Allianz (me da igual, que vengan y me digan algo) alega que como mi contrato es de “obra y servicio” no se puede demostrar que el contrato vaya a ser “de duración no inferior a un año”, como establece la cláusula de garantía de anulación, que te exige que tu relación laboral con la empresa a la que cambias dure al menos un año. No pasa nada, la obra a la que estoy (o estaba) asignado dura más de un año, así que les paso algún documento que lo demuestre y fin (no sin antes cagarme por teléfono en algún pariente lejano de mi interlocutor). La segunda respuesta de Allianz ya fue cojonuda: no pero es que nada les asegura a ellos que aunque yo esté asignado a la obra mi relación con la nueva empresa vaya a ser superior a un año, así que dentro de un año que vuelva y si aporto documentos que demuestran que llevo más de un año en la empresa, sin problemas. Aaahhh ya, osea que Allianz da por sentado que me van a despedir antes. Gracias por su confianza, señores. Esta vez me cagué en parientes algo más cercanos del comercial correspondiente.

En definitiva, el último escrito que les he enviado son 3 páginas de alegaciones que confío en que alguien se lea y me responda algo “coherente”.

La segunda historia va con Vodafone. Esto de entrar en un piso nuevo implica comprar cosas que faltan, mudarse, organizar la ubicación de todo…y contratar Internet. Y como el paquete de Internet incluye fijo, móvil y televisión pues venga, all-in.

Lunes 13 de febrero: llamo a Vodafone para hacer la portabilidad y contratar todo el resto del paquete. Todo ok, me llega SMS, email y me dan cita con el técnico para el jueves. Como iba a estar Cristina en casa, le endilgo el muerto.

Jueves 16 de febrero: pasan las 2 horas en las que el técnico tenía que haber llegado al piso donde pacientemente la pobre de Cristina estaba esperando, y allí no llega ni Dios. Desde el lunes, ni un SMS, llamada o email diciéndome nada. Llamo a Vodafone: 30 minutos, 4 máquinas, 20 minutos de musiquita y 3 comerciales después, me confirman que mi pedido está rechazado. ¿Por qué, y por qué nadie me había avisado? Ni idea. No me pueden remitir ellos mismos al otro número, así que llamo yo, y 30 minutos, 3 máquinas, 15 minutos de musiquita y 3 comerciales después, ALGUIEN me dice que el pedido está rechazado porque dio error al solicitar la portabilidad a mi actual compañía de móvil. Llamo a Pepephone (que les estoy echando mucho de menos por cierto) y me dicen que mis datos son correctos, lo único que Vodafone al solicitar la portabilidad habría marcado la casilla incorrecta PORQUE SON TELA DE TORPES. Llamo a Vodafone. Me reactivan el pedido. Me dan cita para el sábado pero que a lo largo del día me confirman.

Viernes 17 de febrero: nadie de Vodafone me ha llamado, así que llamo yo. No sé cuántos minutos de mierda de música atroz y los yoquesé cuántos malparíos de comerciales después me dicen que es imposible, que las citas no se dan para los sábados y que la próxima que me pueden dar es para el martes por la tarde. Me salgo de la oficina, le grito 5 minutos literales al correspondiente **** que me atiende, y el tío me dice que vale, que lo entiende y que lo siente, pero que sólo tiene el martes y no puede hacer otra cosa. Le pido que me dé la cita y que me pase con reclamaciones. Pongo una reclamación telefónica. Una semana después aún no tengo respuesta, ni la tendré claro.

Lunes 20 de febrero: la portabilidad se me hace en la madrugada del lunes al martes y yo no tengo aún la tarjeta SIM de Vodafone. DE NUEVO soy yo el que tiene que llamarles y pasodedeciros cuánto después me dicen que mi tarjeta aún no ha llegado.

Martes 21 de febrero: me despierto, no tengo línea de teléfono porque ya se hizo la portabilidad, y sin noticias de la tarjeta. Vodafone me dice que puedo hacer un duplicado por 5 euros, pagarlo yo y que en la próxima factura me lo descuenten. Lo van a hacer dos personas, el comercial y su puta madre. Al menos el técnico viene y me pone Internet, fijo y televisión en casa. VAYA, 8 DÍAS DESPUÉS Y SÓLO 5 DESDE QUE TENDRÍA QUE HABER VENIDO LA PRIMERA VEZ.

Miércoles 22 de febrero: como no tengo línea y llevo todo el día sin noticias de Vodafone, caigo en la cuenta que los carajotes sólo tienen mi número de teléfono antiguo QUE ELLOS ME HAN DEJADO SIN LÍNEA, por lo que si me intentan contactar no van a poder. Con otro número les llamo y me confirman POR FIN que sí, que la PUTA TARJETA DE LOS HUEVOS DE LA COMPAÑÍA DE MIERDA DEL INFIERNO está. Acudo. Media hora después me atienden. Inserto la tarjeta. No va. La inserta la chica en otro teléfono. No va. “Lo siento señor, tendríamos que hacerle un duplicado y su coste son 5…” Mejor no describo lo enervado que estaba porque todavía voy a la cárcel. Llaman desde allí a Vodafone y, POR FIN, me activan la tarjeta que venía desactivada y que LA HUEVONA de la tía que me atendió en la tienda no tenía ni idea de que venía desactivada A PESAR DE QUE EN EL PAPELITO QUE TENÍA ELLA ME DI CUENTA LUEGO QUE PONÍA “TARJETA DESACTIVADA”.

Enhorabuena Vodafone. Tenéis el puto mejor servicio de atención al cliente y logística que ha existido y existirá jamás en la Historia. Seguid así. #HighExtremeSupremeMaximumIroníaLevelModeON

Peeero como toda esta entrada no podía ser solamente para vilipendiar a las bondadosas compañías multinacionales de seguros y las pobrecitas compañías de telecomunicaciones, os comento de últimas que el lunes me voy a Dubai. Sí, no a Sudáfrica como al principio me dijeron. A Dubai. Me han cambiado temporalmente de proyecto y vuelvo por tierras emiratíes hasta mitad de marzo de momento.

A ver si me hago con un puto pozo de petróleo y me puedo hacer mi propia compañía de teléfono y de seguros. Y les mando a todos a tomar por

¡Feliz fin de semana y nos vemos a mi vuelta!

Anuncios

2 comentarios sobre “El post del viernes (LXIII)

  1. Bienvenido al mundo real, hijo mío. Hasta ahora papá y mamá resolvían los problemas, pobrecito. Pero creo que ya sabías, no por experiencia propia, sino por la cercana experiencia paterna, que Vodafone está considerado enemigo público número uno de la familia Castro Vázquez. Durante seis años, seis, he sido perseguido, amenazado, yo diría que casi torturado, por esa compañía. Pero no contaban con mi astucia, digo con mi capacidad de aguante, mi paciencia y mi tozudez. Llevo más de seis meses sin noticias suyas y espero seguir así y dar por concluido el contencioso. Y en cuanto a los seguros, ídem de ídem.
    Te recuerdo que hace casi un año estuvimos a punto de no poder hacer el viaje a Nueva York también por la incompetencia de una agencia de viajes, así que torpes e inútiles los hay en todos los ámbitos. Y luego dirán que la empresa privada funciona mejor que la pública. ¡Venga ya!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s